Hugo López-Gatell calaverita

 
Hugo López-Gatell


López Gatell, el doctor,
quien tantas malas noticias diera
en semáforo anaranjado quedó
antes que una enfermedad contrajera.


Rumoran que el estrés le causó
 lo que al final a él consumió,
dicen que por tantas preocupaciones
tuvo que dejar las sesiones.


Aunque en el Mictlán no podrá
ayudar a uno que otro muerto,
pero sí que podrá apoyar
dando conferencias en el infierno.


Nomás que no se estrese mucho
para que no le vaya a hacer daño
y vaya a quedar más flacucho
de lo que ya lo vimos éste año.


Para él no más semáforos rojos,
ni más conferencias de prensa,
allá ve que todos los muertos
sin cubrebocas platican sin pena.


En el infierno le cayó el veinte
que el doctor no terminó el 2020.
Lo que no sé, si allá abajo jubilan
a ver si ya con eso lo animan.


Nos chingamos los que quedamos
 y los pobres siempre la pagamos,
y si a alguien le queda la duda
que se espere a recibir la vacuna.


Alicia Núñez F. Coyoacán, CDMX.

Publicación «matrocinada» por:

Te ha gustado este blog? Con tu aportación ayudas a seguirlo actualizando, nos invitas un café?

Foto del avatar
Frida Cano. Lectora, animalista y blogger.

Deja un comentario