Paquita la del Barrio

-Por ellas aunque mal paguen-.

-¿Qué te ha dado esa mujer?

-Por tu maldito amor.

Que bien acostumbrados estamos a las frases de las canciones en las que la mujer es objeto de diverso tipo de críticas, ya sea por desamor, interés, ingratitud, traición, etc. Pero no tomamos de la misma manera las canciones en donde el hombre es el que les queda a deber, y un muy buen ejemplo es la cantante mexicana Paquita la del Barrio, quien con frases como –¿Me están oyendo, inútiles?, -Rata de dos patas, o la más dura con el orgullo del macho mexicano: -Que ingrata fué la naturaleza contigo! invirtió la balanza.

  Recuerdo que incluso mujeres cantaban las mismas canciones de tono machista, sin cambiarle muchas veces el género (para no decir sexo, no se vayan a espantar), y sonaban tan, digamos, cotidianas, pero lo que es Paquita, esa sí que es sólo para valientes. 

  Que bien visto, y folclórico es etiquetar a la mujer, aunque sea en un contexto poético como lo es la letra de una canción, pero de ahí a poner en el lugar del agresor al varón, por irresponsable, poco hombre, mentiroso, eso sí que no gusta a cualquiera, o a menos que fueran las hermanas, hijas, madres las agredidas, entonces puede cambiar la cosa.

  Algún hombre que se atreva a cantarlas??? Nadie, verdad?

  Y que mejor frase para este 10 de mayo que otra de Paquita, qué les parece la de… 

-Sin hacer tanta bulla

te suplico que también

me saludes… 

a la tuya.

Frida Cano
Frida Cano. Lectora, animalera y escribo por placer.

Deja un comentario