Veinticinco niñas y mujeres violadas en Ucrania por tropas rusas

La violación de mujeres como arma de guerra.

  La ola de violencia desatada por la recuente invasión a Ucrania por parte de Rusia ha escalado nuevos niveles de terror: al menos veinticinco niñas y mujeres, algunas entre los 11 y los 14 años han sido violadas durante el mes de confinamiento al que fueron sometidas por tropas rusas, de las que nueve han quedado embarazadas, esto en la ciudad Ucraniana de Bucha, según reportes oficiales.

Algunas niñas han decidido raparse la cabeza para evitar ser violadas por soldados rusos.

Cadáveres entre los escombros de lo que fueron edificios y viviendas son ahora el rastro que va dejando el ejército ruso a su paso, pero aparte los ya citados crímenes que deja ésta guerra sin sentido, como lo es el bombardeo de ciudades ucranianas y el asesinato de civiles, también lo es el uso de la violación de mujeres y niñas como arma de guerra, práctica tan bien conocido por Ejército Rojo en su tan poco honorable historial bélico, basta recordar el rastro de violencia sexual al que fueron sometidas mujeres alemanas durante la Segunda Guerra Mundial con la entrada de tropas rusas a territorio alemán que aprovechando la retirada de soldados nazis no se cansaron de violar a cuanta niña o mujer encontraran; caso extremo el de una mujer que como muchas otras, fué encontrada deambulando desnuda por las calles de Berlín, habiendo sido violada multitudinariamente por soldados hasta perder la razón y el habla. Las cifras hablan de dos millones de violaciones a mujeres en Berlín en 1945.

Derechos humanos, y los Derechos de la Mujer.

La comisaria de Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania Lyudmila Denisova, junto con otros líderes ha condenado ya éstos crímenes de guerra, de los que posiblemente no habrá ningún responsable, por el contrario, pues ya ha dicho el mandatario ruso que llevará ésta guerra hasta el final…!?!? Hacia una tercera guerra mundial???

Lyudmila Denisova. ВО Свобода, CC BY 3.0 https://creativecommons.org/licenses/by/3.0, via Wikimedia Commons

Las leyes de la guerra prohíben el asesinato intencionado, la violación y otros actos de violencia sexual, la tortura y el trato inhumano de los combatientes capturados y de los civiles bajo custodia.

ONG Derechos Humanos, según el Tratado de Ginebra.

    Y es que la mujer ha jugado un papel importante en la historia bélica de la humanidad, pues mientras los hombres sobrevivientes de los pueblos oprimidos eran sometidos al trabajo de esclavitud, las niñas y mujeres eran vendidas como esclavas sexuales, sin contar con el abuso sexual sufrido al momento de ser encontradas por la soldadesca: trofeo para los salvajes hambrientos de diversión y sadismo.

El cuerpo de la mujer (o niña) como botín de guerra

  Si nos parece horrendo que grupos terroristas como Boko Haram, que enajenados por el fanatismo religioso secuestraran en 2014 a 280 de niñas para violarlas reiteradamente, el ejército de Vladimir Putin no se queda atrás, pues sin representar él a un grupo terrorista, sino a una nación y supuestamente elegido democráticamente para el honorable cargo de mandatario, recurre él también al uso de la violación de mujeres como arma de guerra, y yo me pregunto: así es como legitima Putin su guerra? A sabiendas que los inocentes pagan con sus vidas su hambre de poder y aún más dinero? Sufrimiento ajeno por más plata en sus bolsillos.

La pequeña hija está en el colchón,Muerta.
¿Cuántos han estado en ella?

Un pelotón, compañía, ¿tal vez?
Una niña ha sido convertida en mujer,
una mujer se convirtió en cadáver.

Alexander Solzhenitsin. Poemas Noches Prusianas

  Si alguna gusta ahondar más en el triste tema sobre la violencia sexual en zonas de guerra, acá les dejo ésta excelente película, que muy bien ilustra las atrocidades a que son sometidas las niñas por parte de soldados ávidos del crimen del ultraje:

  En plena época del #MeToo; del #Yosítecreo, #Niunamenos y tantas luchas mundiales por los derechos de las niñas y mujeres, el uso de la violación como arma de guerra por parte de Putin solo da una muestra de la poca importancia que el mandatario le da a los derechos civiles, la misma que le da dentro de sus propias fronteras a las minorías étnicas, religiosas, sexuales y todo lo que no vaya con su retrógrado ideal del macho alfa. Qué no tuvimos ya bastante de machitos sanguinarios en nuestra historia? Mussolini, Gadaffi, Saddam Hussein, Hitler, Franco, Trujillo, Castro, Chávez, Maduro, Mugabe, Fujimori y los que nos faltan?

  Mundo demasiado masculinizado, hace falta equilibrar el orden mundial a mi sentir, pero, ustedes qué opinan, chicas?

Publicación «matrocinada»por:

Frida Cano. Lectora, animalista y bloggera.
Fredy Rodríguez es artista gráfico.

Te ha gustado este blog? Con tu aportación ayudas a seguirlo actualizando, nos invitas un café?

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Deja un comentario